cabelloExisten muchos mitos alrededor del cuidado del cabello. Es por eso que en esta nota te contamos los verdaderos cuidados y algunos tips que debés tener para tener un cabello sano y saludable.

Uno de los mitos más populares sobre el cabello sostiene que hay que cortarlo periódicamente para que crezca sano y no se caiga.

Esto no es cierto!! El folículo piloso se encuentra muy profundo dentro de la piel y no se entera de los cortes, pero sí de los nutrientes que le brindamos. Entonces…¿Cual es el secreto para tener un cabello saludable? No está en la peluquería que frecuentamos, ni en lo reconocida (o no) que sea la marca de shampoo que usamos, ni siquiera en aquella leyenda según la cual bastan cien cepilladas antes de ir a dormir para lucir un pelo de princesa. NO!!

El secreto de un pelo hermoso no está en ninguno de esos lugares, sino en la… mesa!!! De los alimentos que comamos a lo largo de la vida dependerá el aspecto del cabello. Aún cuando la “cosmética capilar” es una de las áreas con mayor nivel de desarrollo e innovación, hasta la fecha no se conoce un solo producto cosmético capaz de reemplazar el rol de una dieta equilibrada en lo que a bienestar del cabello se refiere.

¿Cómo prevenir o detener la caída?

Antes que nada, es normal perder hasta 50 pelos por día. Cuando uno cae, rápidamente es reemplazado por otro originado en el mismo folículo. Es común que el cabello se caiga fuertemente una o dos veces por año, sobre todo en primavera y otoño. Sólo debemos alarmarnos ante una caída excesiva, y la evidencia infalible es que queden pelos sobre la almohada.

“…Para conservar su salud y belleza, resistir las agresiones externas y verse bien a lo largo de la vida, la fibra capilar requiere, en primer término, de un buen aporte de hierro a través del consumo de carne y vegetales de hojas de color verde intenso. alimentos ayurveda

Caso contrario, el bulbo deja de trabajar y el pelo se cae. No menos relevante resulta el consumo regular de frutas y verduras que, al tener un alto contenido de agua, ayudan a mantener la fibra capilar hidratada. Lo mismo sucede con las vitaminas del grupo B y grasa monoinsaturada (aceite de oliva, palta y aceitunas). Todos ellos ayudan al mantenimiento de una fibra capilar sana…” explica el Dr. Alberto Cormillot.

Así como durante el verano, sol, viento y sal son la trilogía a evitar, el invierno resulta la etapa ideal para “llevar de vacaciones” a nuestro pelo y restituirle todo lo que perdió en los meses anteriores.

Pero, cuidado!! También es necesario protegerlo del calor. Mejor dicho: del exceso de calor bajo la forma de radiadores, losa radiante, estufas a máxima temperatura, bucleadoras, secadores, planchitas y demás.

Hay que tomar plena conciencia que el cabello es algo muy pequeño, muy delicado y por ende extremadamente frágil. Y que si bien la fibra capilar es altamente permeable, eso no significa que absorba el 100% de las sustancias que apliquemos sobre él

Una de las pocas vitaminas capaces de penetrar hasta el núcleo de cada pelo es la B5, pantenol o ácido pantoténico.

Su función es captar agua y actuar como humectante, ayudando a fortalecer y reparar el cabello dañado.

Esta vitamina, cuando penetra en la raíz capilar, crea una película protectora que mantiene el pelo hidratado por más tiempo, protegiéndolo de los lavados frecuentes.

El cabello necesita minerales, vitaminas (especialmente CE) y ácidos grasos. ¿Por qué? Porque el pelo está químicamente compuesto por agua (70%), proteínas (28%) y lípidos (2%). El agua le aporta sales minerales, las proteínas determinan su dureza y fortaleza, y los lípidos (ácidos grasos y ceramidas) lo nutren y dan brillo.

4 pequeños detalles en el cuidado del pelo hacen una gran diferencia

peineAunque con las mejores intenciones, durante nuestra rutina de cuidados capilares, podemos cometer ciertas gaffes que afean el pelo mucho más rápido de lo que creemos.

¿Error número uno? La cantidad de shampoo utilizada. Si el producto es de buena calidad y responde adecuadamente a las necesidades específicas del pelo, con un par de gotas será suficiente para limpiar sin dañar.

¿Error número dos? La fricción excesiva, particularmente en el cuerpo y punta de la fibra, que es donde más delicados hay que ser.

¿Error número tres? La temperatura del agua. Un chorro cuasi “incandescente” cayendo en picada sobre el pelo, ya de por sí castigado, no puede dar muy buenos resultados.

¿Cuarto y último error? La toalla. Mejor dicho, el frotar fervientemente el cabello como si, más que secarlo, estuviéramos tratando de hacer fuego con él! Definitivamente, cuatro gestos para erradicar ya mismo. Nuestro pelo… agradecido!!!

Poné en práctica estos consejos y verás cómo tu cabello mejora notablemente su aspecto.

Te invitamos también a conocer nuestra línea de productos Ayurdeva’s para el cuidado capilar desarrollado con activos 100% naturales que le brindan a tu cabello los nutrientes que necesita. Conocé estos productos  ingresando aquí

Fuente: Depto de Capacitación Deva’s

Importante: La información brindada no reemplaza ninguna preescripción o consejo médico. Si estás embarazada, consultá a tu médico antes de usar cualquier producto cosmético.

.

 

Deja una Respuesta