Sus cualilimondades astringentes, tónicas, desinfectantes, bactericidas y refrescantes lo convierten en el gran aliado a la hora de buscar soluciones naturales para los problemas de la piel. Acá te acercamos algunos tips naturales sobre su uso, que no podés dejar de conocer.

  • Pieles grasas, la simple aplicación del jugo de un limón sobre el rostro limpia, removiendo impurezas y toxinas. ¿Con un poco más de elaboración? Una mascarilla!!! Agregá al jugo del limón, una clara de huevo batida; colocá sobre la cara por un par de minutos y retirá con agua tibia. Podés complementarla con la preparación de un agua de limpieza. Dejá macerar, durante toda la noche, trozos de limón en un litro de agua, y luego aplicá directamente sobre la piel

  • Todo tipo de piel, una máscara rejuvenecedora se logra mezclando el jugo de un limón con dos cucharadas de avena y una clara de huevo batida. Colocala durante diez minutos sobre rostro y cuello, y retirá con agua tibia
  •  Como blanqueador de manchas, aplicá jugo de limón directamente sobre
    la zona a tratar
  • Para suavizar las manos, verté 20 gotas de limón en un recipiente con aceite y
    frotalas dentro del mismo. Luego, colocate unos guantes de lana y dejalos puestos
    por un par de horas. ¿Sabías que…? También podés utilizar 10 gotitas de aceite esencial de limón diluidas en dos cucharadas soperas de aceite vegetallimon devas
  • Para descansar pies y piernas, agregá al agua caliente del baño de pies o baño de inmersión, 7/10 gotas de aceite esencial de limón, previamente diluidas. ¡¡Además, los desinflama y refresca!!
  • Caspa y caída de cabello: masajeá diariamente el cuero cabelludo con jugo de limón y enjuagá con agua tibia. Crecerá más fuerte y sano y te ayudará a controlar la secreción sebácea. Como prevención, agregá una gota de aceite esencial de limón al champú o acondicionador habitual

La información ofrecida tiene una función meramente explicativa y no sustituye a ningún tratamiento niconsejo médico.

Fuente: “Propiedades cosméticas del limón” en Especialista, Salud Alternativa, N° 37

Deja una Respuesta